Más aprendizajes colectivos en hortalizas durante ECA en Guatemala

Más aprendizajes colectivos en hortalizas durante ECA en Guatemala

20/03/2018
Selene Casanova
Selene Casanova
Comunicación  y gestión de fondos

Cuanto más se comparten conocimientos, más oportunidades habrá de llegar a nuevas maneras de abordar o solucionar problemas. Es por ello que en Rikolto estamos convencidos de la importancia del aprendizaje colectivo para promover una producción sostenible e inclusiva de vegetales en la región centroamericana.

Al respecto, este 19 de marzo en ciudad de Guatemala, se celebró la graduación de la Escuela de Campo sobre los cultivos de arveja y ojote, impartida por el Centro de Estudios Agrícolas y Alimentarios de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG) en coordinación con la empresa exportadora hortícola grupo CEIS, la ONGD, ADISAGUA, la empresa Fair Fruit y Rikolto.

Esto, en el marco de la iniciativa por la “Gestión del conocimiento para la producción sostenible de hortalizas en Honduras, Guatemala y Nicaragua” financiada por instituciones y empresas de Flandes Occidental en Bélgica: REOVEILING, TOMABEL, INAGRO, entre otras, en ejecución por Rikolto entre 2017 y 2019.

Durante seis meses, 20 asesores técnicos del grupo CEIS de Guatemala, tuvo la oportunidad de desarrollar sus destrezas en análisis de suelo, el uso del plástico mulch, la creación de un programa de nutrición vegetal, el manejo integrado de plagas, el uso de hongos para control biológico, sistemas de riego por goteo, combinado con prácticas en parcelas modelos para aumentar la productividad en los cultivos de arveja y ojote mientras se aprovechan eficientemente los recursos.

A pesar que el grupo contaba con madurez profesional y alta experiencia identificamos que aún existe la necesidad de aprender, por ejemplo, a realizar un correcto análisis de suelo y la propia lectura de estos análisis

Dr. Rolando Cifuentes Director del Centro de Estudios Agricolas de la UVG.- Guatemala

Al día de hoy las/os técnicos manejaban el proceso del campo a la entrada de la planta de acopio, pero de ahí en adelante era un poco desconocido, “el proceso post cosecha continúa siendo vital de entender ya que no es solo un elemento, son varios”, explica Cifuentes.

El Proyecto “Gestión del conocimiento para la producción sostenible de hortalizas en Centroamérica”, es una iniciativa para fortalecer la competitividad, innovación y el aumento de capacidades (técnicas, organizativas y empresariales), entre organizaciones de productores hortícolas de Honduras, Nicaragua y Guatemala, a través de la transferencia e intercambio de conocimientos.

En octubre del año 2017 se realizó un intercambio entre las y los socios del programa con la participación de 55 representantes de organizaciones de productores (OP) de vegetales, empresas oferentes de tecnologías, exportadoras, organismos no gubernamentales (ONG), e instituciones de enseñanza de estos tres paises.

El espacio permitió alianzas a nivel nacional y regional entre empresas como la procesadora/exportadora (Fair Fruits), Protecciones Agricolas y RIJK ZWAAN, con Instituciones de Enseñanza (UVG y El Zamorano), ONGs (ADISAGUA), y la Universidad de Davis (USA) / El Zamorano/USAID, con actuación en Guatemala; con el fin de promover buenas prácticas y empujar la producción sostenible entre los agricultores de hortalizas familiares.

Para Alex Pinzón, agrónomo de región del grupo SEIS, la ECA como metodología para el sector agro es acertada, pues mezcla teoría con práctica. “La agricultura va innovando tan rápido en el mundo que los métodos que usamos ya no son adecuados, y a pesar que somos paises en desarrollo y estas tecnologías suelen ser costosas es vital conocerlas”. Por ejemplo, los tensiómetros – aparatos para medir la humedad del suelo, - son de plástico, no son tan costosos y aun así no los usamos, a pesar de que aplicarlos podría significar una mayor eficiencia en el uso del agua para riego, aclara Pinzón.

Parte del cierre de la ECA fue identificar otros temas que deberían abordarse en procesos de aprendizaje con los agricultores hortícolas, se mencionaron nuevas tecnologías como equipos de detección remota, el uso de radares, y el tema de las semillas mejoradas, que incluso los productores podrían practicar reproducir algunas formas.

El potencial de una alianza entre la empresa privada y la academia es enorme

José Maldonado representante de Fair Fruit – Guatemala y ADISAGUA, posterior al desarrollo de la ECA compartió que a pesar de los 40 años de experiencia de Guatemala en exportación hortícola aún se presentan aspectos débiles como la nutrición de los vegetales, y en concreto en el cultivo de arvejas, el manejo fitosanitario, “seguimos trabajando un modelo tan convencional que no puede seguir, además que seguimos produciendo de forma estacional, lo que está limitando las oportunidades de mercado”, compartió Maldonado.

El vínculo de la empresa con la academia es esencial para aprovechar las investigaciones. Aunque cualquier cadena puede funcionar por sí sola, la innovación que podría resultar del trabajo de investigación de universidades como la UVG, nos puede impulsar a resolver problemas y aumentar la productividad y competitividad que es lo que estamos buscando.

José Maldonado Representante de Fair Fruit y ADISAGUA

700 productores parte del grupo CEIS recibirán réplicas de la ECA

Como parte del programa formativo del grupo SEIS, y en línea con los objetivos del programa de gestión de conocimiento, se realizarán réplicas de lo aprendido durante la ECA. En alianza con UVG, Fair Fruit, ADISAGUA, y grupo CEIS se han planteado incluir los temas en un programa previsto por Grupo SEIS, a impartirse en tres sesiones a lo largo de este año a 700 productores hortícolas del país. Eso sí, considerando las condiciones y cultivos característicos de las regiones.